30 Abr
  • By Vendata
  • Cause in

Las andanzas del clan de El Troudi

Mientras fue titular de Transporte y Obras Públicas, el hoy diputado a la Asamblea Nacional por el PSUV desplegó a su equipo de confianza en los principales cargos de los institutos autónomos que dependían de su cartera. Detrás de las obras de estas instituciones se esconde la sombra de la duda y la corrupción

LORENA MELENDEZ

Cada vez que llueve, los caraqueños evitan transitar por la autopista Valle-Coche por temor a una inundación. La Línea 5 del Metro de Caracas solo tiene una estación a pesar de que las obras se iniciaron hace más de 10 años. En Carabobo, Miranda, Sucre y Vargas hay cementerios de autobuses Yutong, los vehículos chinos que importó el gobierno para repotenciar la flota urbana. En cada uno de estos casos, el nombre de Haiman El Troudi, considerado uno de los ex ministros más eficientes del chavismo, salió a relucir. En cada una de las instituciones encargadas de estas obras, estuvo su gente de confianza, figuras clave que no detentaron uno, sino varios cargos que fueron designados por él mismo y publicados en la Gaceta Oficial venezolana.
En ese exclusivo grupo contó con José Luis Bernardo Hurtado y Luis Alfredo Sauce Navarro, quienes tomaron el mando del Ministerio después de que El Troudi se marchó para participar en las Parlamentarias de 2015. A ellos se sumó Bernardo Augusto Lopes Cariaga, quien hasta el año pasado estuvo a cargo de la empresa ministerial que ejecuta la mayor parte de las construcciones viales en el país: Vycsucre. Los tres estuvieron durante dos años en los viceministerios de que dependen de Transporte, y dirigieron – desde la presidencia o la junta directiva – los organismos clave del sector.

Sigue leyendo en Runrun.es