31 Ene
  • By Vendata
  • Cause in

Entre 2007 y 2013, cuatro militares de manera continua tuvieron a su mando la Oficina Nacional del Tesoro, y cuatro de los últimos siete tesoreros están sancionados por el Departamento del Tesoro de los Estados Unidos. A través de Vendata.org se pudo tener el mapa de quiénes los acompañaron durante sus turbias estadías en la tesorería.

 

Hace apenas unos meses, el ex tesorero de la nación, Alejandro José Andrade Cedeño, se declaraba culpable ante la justicia estadounidense por lavado de dinero, en un caso que involucra más de mil millones de dólares en sobornos. Se le acusó formalmente según el expediente número 18-cr-80054-ROSENBERG, y le fueron confiscados seis bienes raíces en el estado de Florida, 15 vehículos, 17 caballos, 35 relojes de lujo y nueve cuentas bancarias en Estados Unidos y en Suiza.

El ex militar no ha sido, ni el único de uniforme verde dentro de la tesorería de la república, ni el único señalado por corrupción. Claudia Díaz Guillén, ex enfermera del presidente Hugo Chávez y tesorera durante el periodo 2011-2013, se le dio arresto en España en abril de 2018 junto a su esposo, Adrián José Velásquez, quien fuera edecán de Chávez.

La fiscalía venezolana solicita, desde finales de 2018, que Díaz sea extraditada por delitos de blanqueo, asociación ilícita y malversación, luego de que su nombre apareciera en la investigación de los “papeles de Panamá” por ocultar una fortuna no declarada con la ayuda del bufete panameño Mossack Fonseca.

En marzo de 2018, también se dio a conocer que 16 empresas registradas en Panamá, todas relacionadas a la familia directa del  ex tesorero de la Nación, Carlos Erik Malpica Flores, sobrino de la primera dama Cilia Flores, se habían incluido en la lista de sancionados por el gobierno de ese país, por considerarse de alto riesgo en materia de blanqueo de capitales, financiamiento al terrorismo y financiamiento a la proliferación de armas de destrucción masiva.

No es de extrañar que cuatro de los últimos siete tesoreros nacionales estén sancionados por el Departamento del Tesoro de los Estados Unidos. Sanciones que suponen la congelación de todos los activos que tengan en ese país y la prohibición a todo estadounidense de hacer transacciones con ellos. Según el Gobierno americano estas personas han participado en esquemas de corrupción desviando miles de millones de dólares de las arcas públicas venezolanas.

La revisión de más de 3.000 gacetas oficiales, pertenecientes al periodo 2006- 2018, como parte del proyecto colaborativo de apertura de datos Vendata liderado por el Instituto Prensa y Sociedad de Venezuela (IPYS Venezuela) y Transparencia Venezuela, permitió tener un mapa de los cargos por los que ex tesoreros nacionales se han paseado en la administración pública y quiénes los acompañaron durante sus turbias estadías en la tesorería.

Los “custodios” del tesoro

La Oficina Nacional del Tesoro (ONT) está dotada de capacidad de gestión administrativa, presupuestaria y financiera del sector público nacional. Podrá gestionar y deberá custodiar los fondos pertenecientes a la república, así como determinar las necesidades de emisión y colocación de letras de la nación; según lo establece la Ley de Orgánica de la Administración Financiera del Sector Público, divulgada el 30 de diciembre de 2015 en gaceta extraordinaria 6210. El tesorero nacional es nombrado por el ministro de Finanzas.

Básicamente, todo Estado tiene que obtener ingresos para su funcionamiento. La fuente principal usualmente es la recaudación de impuestos, función que cumple el Servicio Nacional Integrado de Administración Aduanera y Tributaria (SENIAT). La segunda fuente de ingresos es la emisión de deuda pública, lo cual es la función de la Oficina Nacional de Crédito Público (ONCP).

Todo el dinero recaudado debería ir a una cuenta en el Banco Central de Venezuela para destinarse al gasto público. Finalmente el Estado debe organizar cómo pagar sus gastos e inversiones. De eso se encarga la Oficina Nacional del Tesoro y el tesorero. “El tesorero es el gran custodio de todo lo que ingresa y cuándo se deberían hacer los pagos”, explica Christi Rangel, economista y  doctora en Ciencias Económicas y Empresariales.

En Venezuela los responsables de custodiar las riquezas han sido elegidos más por su cercanía al poder y su lealtad al proceso revolucionario que por sus capacidades para el cargo, con base en habilidades administrativas y financieras. “Bajo el régimen actual, esa oficina adquirió un tinte altamente personalista, sin mantener la subordinación jerárquica con el ministro, sino que pasó a ser un funcionario de confianza del Presidente de la República”, explica Maximir Álvarez, ex vicepresidente de Operaciones Monetarias del Banco Central de Venezuela.

Los tesoreros de la nación tienden a tener una mayor permanencia en sus cargos que los mismos ministros de finanzas y usualmente manejan un bajo perfil al no aparecer en los medios dando declaraciones públicas. Sin embargo, algunos de ellos han tenido notoriedad pública al salir de sus cargos y ocupando puestos de poder. Por ejemplo, Rodolfo Marcos Torres y Rafael Isea.

No sólo el jefe de la Oficina Nacional del Tesoro, los subtesoreros, directores de contabilidad, directores de egresos, gerentes de planificación, jefes de comisión y responsables de unidades dentro de la tesorería también han pasado por diferentes puestos de poder y decisión en la administración pública.

“Los tesoreros siempre han sido ampliamente conocidos (y cortejados) por quienes dependen de sus decisiones: banca, contratistas, encargados de finanzas de gobernaciones, alcaldías y entes descentralizados, por mencionar los más importantes. Uno de los negocios habituales (al menos hasta 2007) de la banca privada, principalmente la mediana y pequeña, es financiar a contratistas y proveedores de bienes y servicios al Estado. Por ello a la banca le resulta clave que la ONT ordene los pagos a sus clientes para que éstos a su vez paguen los créditos sin demora”, explica Álvarez.

La importancia que cobra la tesorería como ente responsable de la ejecución de dichos pagos, trae consigo el riesgo de sucumbir ante presiones y sobornos que beneficien la celeridad y discrecionalidad de ciertos pagos. Asimismo, dentro de los fondos de la república, se encuentran recursos en divisas extranjeras lo que en una nación azotada por delitos cambiarios a raíz de la imposición de un estricto control cambiario, coloca en el ojo del huracán a la ONT.

Pues al ser el custodio de, por ejemplo, bonos o papeles de deuda pública bien sea de Venezuela o de otros países cuyo valor está tasado en la principal moneda de intercambio en el mundo, el dólar, esta oficina puede decidir que esos bonos sean vendidos para realizar el pago de ciertas deudas. Y gracias al régimen cambiario, el comprador de esa deuda estaría comprando bonos tasados y pagaderos en dólares pero al precio que marca el tipo de cambio oficial.

Lo que se presentó como un negocio suculento para diferentes entidades financieras, de desarrollo y casas de bolsa que luego podrían vender esos bonos al precio que marcara el mercado paralelo o dólar negro, obteniendo grandes dividendos gracias al diferencial cambiario.

En esa misma tónica, la ONT también podía decidir que los recursos del Estado no sólo se encontrarán bajo el resguardo de entidades financieras públicas sino privadas que obtuvieran dividendos de esos fondos como bien lo hace la banca. Por lo que ese poder de decisión del tesorero bien podía ser seducido por coimas multimillonarias. Tal y como lo ejemplifica Alejandro Andrade al ser sentenciado por la justicia estadounidenses por participar en sobornos multimillonarios.

“En conclusión. La ONT controla el flujo de pagos del gobierno, lo cual en un país con un Estado que representa una proporción importante de la economía, es una función clave para muchos sectores. Bajo el régimen actual, esa oficina adquirió un tinte altamente personalista, sin mantener la subordinación jerárquica con el ministro, sino que pasó a ser un funcionario de confianza del presidente”, sentencia Maximir Álvarez.

Un fondo opaco

El 20 de julio de 2005 fue creado el Fondo Nacional para el Desarrollo Nacional (Fonden, S. A.), establecido por el Gobierno Bolivariano para invertir los ingresos que Venezuela recibe como producto de las exportaciones del petróleo. El Fonden nació en paralelo al presupuesto de la nación, sin embargo los fondos no pasaban por el Banco Central de Venezuela y podían ser expresados en otra moneda, además del bolívar.

Creado con el objeto de “financiar proyectos de inversión real productiva de todas las áreas, además del mejoramiento del perfil y saldo de la deuda pública externa e interna”, el Fonden “adicionalmente podrá destinar sus recursos al apoyo de la gestión de gobierno en situaciones especiales que así lo requieran y a la atención de eminente necesidad y conveniencias nacional o de cualquier otro aspecto que redunde en el desarrollo económico y social del país”. Así lo establece el sitio web del Ministerio de Finanzas.

Sin embargo, al no haber control en las ejecuciones de gastos, el fondo se convirtió en un nido de corrupción. En marzo de 2018, el diputado por el Estado Zulia, Elías Matta, informó que la Comisión de Energía y Petróleo de la Asamblea Nacional investigará  el Fondo de Desarrollo Nacional (Fonden) en el que se despilfarraron 143 mil 573 millones de dólares desde el año 2005 hasta los actuales momentos.

A continuación se presenta un listado de los que han llevado las riendas de la Oficina del Tesoro, del año 2006 a la fecha, y quiénes los han acompañado.

10 de enero 2007 (Alejandro José Andrade Cedeño)

Andrade Cedeño fue nombrado tesorero en la Gaceta Oficial 38601 del 10 Enero 2007. Es teniente retirado graduado del ejército en la  Promoción Tomás Montilla en 1987, la misma de la que egresaron personajes de renombre político como Carlos Rotondaro, expresidente del Instituto Venezolano de los Seguros Sociales (IVSS) y Diosdado Cabello, presidente de la Asamblea Nacional Constituyente.

Andrade fue uno de los oficiales que participaron en el intento de golpe de Estado de febrero de 1992. También fue director principal de la junta administrativa de la vicepresidencia de la república, presidente del Banco de Desarrollo Económico y Social (Bandes), presidente de Banfoandes y viceministro de Gestión Financiera. Actualmente cumple una condena de 10 años de cárcel en Estados Unidos por lavado de dinero.

Uno de los nombres que destaca dentro de su equipo de trabajo en su tiempo en la Oficina del Tesoro es el de José Alberto Obelmejías Machado. En 2008, el diputado Ismael García consignó ante la Fiscalía General una denuncia contra actos de corrupción en los que estaba involucrado Andrade y a su administrador de confianza, Obelmejias Machado.

Machado también formó parte del equipo de la ex tesorera Claudia Díaz y ocupó cargos en la Fundación de Desarrollo Nacional Aeroportuario y Portuario, en el Instituto Nacional de Espacios Acuáticos y en el Bandes.

6 de enero de 2011 (Rodolfo Marco Torres)

Militar graduado en la Promoción Manuel Manrique  de 1988, misma promoción que Iván Rafael Hernández Dala, jefe de la guardia de honor de Nicolás Maduro. Marco Torres fue designado tesorero en la Gaceta Oficial 39.588

Marco Torres es el actual gobernador del estado Aragua, ubicado al centro del país. Fue ministro de Alimentación, director del Banco de Venezuela, presidente del Banco Bicentenario y del Banco del Tesoro, entre otros cargos. En el portal Poderopedia se lo menciona como el “zar de las finanzas” por haber ocupado cargos directivos y gerenciales en materia financiera desde 2001.

Fue sancionado por el Departamento del Tesoro de los Estados Unidos en enero de 2018 por estar involucrado en casos de corrupción.

Su paso por la Oficina Nacional del Tesoro fue breve, sólo de cinco meses.

16 de mayo 2011 (Claudia Patricia Díaz Guillen)

Claudia Díaz Guillén es militar retirada de la Armada y fue enfermera del expresidente Hugo Chávez. Además de presidir la Oficina Nacional del Tesoro, cargo en el que fue designada en la Gaceta Oficial 39.674 el 16 de mayo de 2011, fue  la secretaría del Fondo de Desarrollo (Fonden) entre 2011 y 2013. Díaz fue  sancionada por el Departamento del Tesoro estadounidense en enero de 2019.

Es solicitada por la justicia venezolana por blanqueo y malversación de fondos.

Durante su gestión en la tesorería también contó con  José Alberto Obelmejías Machado, administrador de confianza de Andrade, quien fuese su Director de Recaudación de Ingresos Fiscales. Pedro Ygnacio Lara Ceballos, quien fuese subtesorero durante el período de Díaz, también trabajó con Andrade.

Jennifer Quintero y Adriana Carolina Golding Bello, que también formaron parte de su equipo, posteriormente trabajaron con Carlos Erick Malpica durante su gestión en tesorería.

Actualmente Consultora Jurídica en calidad de Encargada, del Ministerio del Poder Popular de Economía y Finanzas, Golding Bello ha paseado por diversas instancias de la administración pública: Comisión de contrataciones de Oficina Nacional de Presupuesto (Onapre) en 2008, Comisión de contrataciones de Centro Nacional de Comercio Exterior (Cencoex) en 2015, Superintendencia Nacional de Gestión Agroalimentaria (Sunagro) en 2016 (director suplente), Comisión de Reorganización y/o Reestructuración del Ministerio del Poder Popular para la Alimentación en 2016, entre otros.

18 de abril de 2013 (María Elisa Domínguez Velasco)

Vicealmiranta de la Armada Bolivariana, María Elisa Domínguez Velasco fue directora de Recursos Humanos de la Oficina de Gestión Interna del Despacho de la Presidencia en 2003 durante la gestión de Hugo Chávez, y ocupó diversos cargos en la gestión de Tareck El Aissami, tanto en el Ministerio de Interior y Justicia como en la Gobernación de Aragua. También fue jefa de la Oficina Nacional de Presupuesto.

Fue nombrada tesorera en la Gaceta Oficial 40.150, de fecha 18 de abril de 2013.Tuvo como Director de Línea en Moneda Nacional a Nelson Lepage, quien luego en 2016 ejerciera el cargo de tesorero nacional. Su subtesorero fue Carlos Erick Malpica, quien posteriormente la sustituyó.

Un nombre que destaca en su equipo, no por lo conocido, sino por la cantidad de cargos que ha ejercido en la administración pública es Hazel Dely Chaudary Zambrano. Ha estado en la  Dirección General de Promoción de Inversiones del Ministerio de Turismo en 2008, en la Comisión de contrataciones de Corporación de Industrias Intermedias de Venezuela, S.A. (Corpivensa) en 2010, del Ministerio del Poder Popular para la Comunicación y la Información en 2012 y del Instituto Nacional de Turismo (Inatur) en 2014. También fue director de despacho del Ministerio del Poder Popular para la Comunicación y la Información en 2011 y Gerente general de Venezolana de Teleféricos (Ventel C.A) en 2013.

Domínguez Velasco sólo estuvo al frente de la tesorería durante cinco meses.

27 de septiembre de 2013 (Carlos Erik Malpica Flores)

Sobrino de la primera dama Cilia Flores, durante el chavismo-madurismo Malpica Flores fue vicepresidente de Finanzas de Pdvsa y ocupó cargos en la Asamblea Nacional,  Cancillería y  Vicepresidencia de la República.

El 30 de marzo de 2018 fue sancionado por el gobierno de Panamá, al igual que empresas relacionadas a sus familiares cercanos, por ser considerado de alto riesgo por blanqueo de capitales, financiamiento del terrorismo y financiamiento de la proliferación de armas de destrucción masiva. Anteriormente, en julio de 2017, había sido sancionado por el Departamento del Tesoro de Estados Unidos.

En su gestión como Tesorero de la Nación, a la que fue designado en Gaceta Oficial 40.260 de fecha 27 de septiembre de 2013, mantuvo un bajo perfil. Nunca se mostró en público ni fue fotografiado. Varios fueron quienes lo acompañaron en sus dos años y medio frente a la oficina, incluyendo familiares.

08 de enero de 2016 (Nelson Reinaldo Lepaje Salazar)

Nelson Lepaje fue nombrado tesorero en la Gaceta Oficial 40.824 del 8 de enero de 2016. En 2006 ejerció como director encargado de la Oficina de Gestión Administrativa del Servicio Nacional de Contrataciones y en 2010 formó parte del Ministerio de Relaciones Exteriores.

A principios de 2018 fue sancionado tanto por el Departamento del Tesoro de Estados Unidos como por el Gobierno de Panamá.

Ejerció como subtesorero en el período de Malpica Flores y parte de su equipo se mantuvo. Algunos de los nombres que se repiten en esta gestión son: Blanca Albanis Gomez Briceño, Rubens Martin Soto Malpica y Nancy Ninoska Gomez Alamo.

15 de marzo de 2018 (Rainier Alejandro Merentes)

Hijo del expresidente del Banco Central de Venezuela, Nelson Merentes, Rainer Alejandro Merentes fue nombrado tesorero en Gaceta Oficial No. 41.631, de fecha 15 de marzo de 2018.

Según su perfil publicado en poderopedia, Rainer Merentes fue director de la Oficina Estratégica de Seguimiento y Evaluación de Políticas Públicas y director alterno de la junta directiva del Banco de Desarrollo del Caribe (BDC). También es director de Prodem, banco que opera en Bolivia del que el Banco de Desarrollo Económico y Social de Venezuela (Bandes), desde 2008, es el mayor accionista.

Vendata